Tratar con jugadores enojados o físicos

 foto: España -Sudafrica  (Master Men´s WUGC2016 ).

La foto es de una falta, pero fue un juego de alto espíritu.

A pesar de ser un deporte sin contacto, Ultimate se ha vuelto extremadamente competitivo en los niveles más altos. Como resultado, no es de extrañar que a veces, los ánimos pueden encenderse, los juegos pueden calentarse y los jugadores pueden enojarse, ponerse  físicos o incluso Agresivos.

Si es un jugador contrario que está enojado o un miembro de tu propio equipo, mantener la cabeza más fresca en situaciones intensas es esencial. Dañar la oportunidad del equipo de ganar a  corto plazo y la reputación del equipo a largo plazo porque pierdes el control de tu cabeza no sólo es perjudicial para tu equipo, sino que también degrada el juego. En un deporte que se basa en el respeto mutuo, es fundamental que mantengas el  control de tus emociones.

Sin embargo, tratar con calma con un jugador Agresivo es más fácil decirlo que hacerlo. Se requiere un equilibrio fino: debes promover la  deportividad y la resolución del conflictos, pero  también mantener  a tu equipo y a ti a nivel  competitivo.

Para ayudar a desglosar los mejores métodos para tratar con un jugador enfadado o demasiado físico, ayuda simplificarlas  en tres situaciones específicas (y desafortunadamente comunes).

  • Cuando  estás jugando contra un jugador Agresivo en el campo, especialmente cuando se trata de extremo contacto físico  o emoción.
  • Cuando se produce un encuentro cara a cara con un jugador contrario, ya sea a través de una llamada disputada, un comentario de la línea lateral, o la ira posterior al juego.
  • Cuando un jugador enojado está en su propio equipo y crea un conflicto.

En cada una de estas situaciones, hay pasos  puedes tomar para abordar el problema y aprender a encontrar el equilibrio adecuado entre mantener tu posición  y resolver el problema. Con esfuerzo y un poco de suerte, podrás aliviar la tensión y disolver la situación.

Jugando contra un jugador agresivo.

Todos conocemos los diferentes tipos de jugadores agresivos que puedes encontrar en un endzone: el marcador físico excesivo, el jugador  que empuja o usa sus manos mucho, defensores derribados o simplemente jugadores emocionales que sienten que su equipo está consiguiendo el Peor del juego o las reglas y está tratando de recuperar una ventaja.

El aspecto difícil de las situaciones en el campo es que requiere la mayor concentración. Demasiada pasividad  puede llegar  a ser como caminar sobre las vias del tren . Una postura demasiado fuerte o de rechazo  puede llevar a perder tu calma  o volverse  una batalla explosiva que arruina cualquier plan de juego o el momentum

Esfuérzate  por jugar dentro de las reglas, pero siente el ritmo del juego y se dónde encontrar tus propias ventajas. A veces es mejor dejar que las llamadas salgan a favor del flujo de juego. Otras veces, necesitas asegurarte de que un oponente sabe que están fuera de línea.

Estos son algunos consejos:

  • Nunca tomes represalias.
    • Piensa en cualquier deporte (NBA, NFL, lo que sea) – la persona que hace la primera infracción física o de ira alimentada a veces es reprendido. La persona que responde siempre es atrapada y castigada. Sin mencionar el hecho de que te hundes a su nivel. No te rebajes.
  • Tomar una decisión temprano.
    • Permitir que un cierto estilo de juego continúe durante un cuarto o la mitad del juego básicamente eximirá pasivamente ese estilo. Si vas a hacer una parada, hazla la primera o segunda vez que suceda algo.
  • Mantén tu posición.
    • No te dejes intimidar por un jugador que está molesto. el enfado, incluso la emoción extrema, no le da a ningún jugador el derecho de romper  las reglas. Se claro y conciso en tu decisión; no temas en contradecir a este jugador; e incluso ser estricto en no permitirlo, cuando el juego se pone en forma física o agresiva.
  • Se justo con las reglas.
    • A veces terminas cayendo en un enfrentamiento físico; Que no te da licencia para romper las reglas. Se consciente de las veces que  juegas o cruzas la línea también. Haz tu mejor esfuerzo para estar tan cerca como  puedas del lado bueno de la fuerza.(juego de palabras intencionado)
  • Si el contacto ocurre, busca ayuda externa.
    • Habla con tus compañeros de equipo en el banquillo después del punto, o incluso durante un punto si se puede. Busca perspectivas y opiniones honestas sobre su estilo de juego y el de tu oponente.
  • Si las cosas se ponen demasiado calientes (especialmente si te está sacando de tus casillas), vete.
    • Es perfectamente aceptable ser la persona más grande y alejarse de un combate específico, especialmente si tú sientes que está afectando tus emociones o nivel de juego. Habla con un compañero de equipo, explícale la situación y pídele a una parte neutral que tal vez intervenga y aleje a este jugador. Si estás en ofensiva y no puedes evitar al oponente, respira profundamente, enfócate en la estrategia de tu equipo y mantén la calma. Toma un paseo durante los descansos para ayudar a mantener la calma.

Encuentros cara a cara con un jugador enojado

A veces la confrontación verbal directa con otro jugador es  inevitable. La mayoría de las veces, esto vendrá en forma de una disputa en el campo sobre una llamada. De vez en cuando, las conversaciones se despejaran, o pasarán a, las líneas laterales o después del juego.

Estas pueden ser algunas de las situaciones más intensas que se encuentran porque requiere un compromiso directo que a veces puede conducir a un conflicto. Muchos jugadores se sienten incómodos en estos momentos tensos y, como resultado, a veces retroceden o se aprovechan de otro jugador más impulsivo. En el otro extremo del espectro, hay un peligro aún mayor de perder la calma y ser el que termina por actuar como el tonto  (a menudo para arrepentirte más tarde).

Cuando  tienes estas conversaciones, especialmente sobre las llamadas disputadas, hay algunos  consejos que puedes tener en cuenta:

  • Tener un sistema no verbal establecido.
    • Tener un sistema con sus compañeros de equipo es una gran idea para cualquier equipo. Hazla no verbal para que no se vea como intrusiva, pero lo suficientemente claro para que puedas obtener asesoramiento externo de tus compañeros de equipo. Idea simple: las manos en la cabeza para si has ido demasiado lejos o están equivocados, los brazos cruzados si es necesario para mantener la posición que ha tomado.
  • Céntrate.
    • Sé sucinto. Evita las cosas personales, no recuerdes viejas batallas, y sáltate las recreaciones exageradas. Indica tu reclamo, respáldalo con evidencia (idealmente una regla), y explica tus pensamientos de forma clara y rápida.
  • Escucha.
    • No ignores lo que el oponente dice simplemente para esperar tu turno para hablar. Muéstrales que estás dispuesto a escuchar y entender; Aliviará su tensión.
  • Permanece calmado si puedes.
    • Este no es el momento de dejar que las emociones nublen tu juicio. Comprensiblemente, los jugadores competitivos quieren ganar y tendrán sentimientos fuertes sobre una discusión. Sin embargo, esos mismos sentimientos son lo que a menudo animan a un jugador a argumentar una posición que es ventajosa para ellos, incluso si no está bien. Toma una respiración profunda y tratar de ver la situación de la manera más objetiva posible. No grites. Respira y habla.
  • Cuando sea necesario, apelar a los demás.
    • Si te sientes demasiado sesgado, pregunta a un compañero por lo que vieron. A veces esto significa descubrir que estás equivocado. Muestra al oponente que estás actuando racionalmente. Del mismo modo, anima al oponente a hacer lo mismo.
  • Saber cuándo devolverlo.
    • A veces, no habrá una solución feliz. Si un oponente es inflexible y enojado, no cambiará su mente. Expresa tu caso, no estés de acuerdo, y se cuándo dejar la batalla si es impugnada. Puede ser frustrante, especialmente para los jugadores que abusan continuamente de las reglas sin control, pero luchar sin un final en vista no ayudará. Apelar a los observadores u otros compañeros de equipo en un momento posterior; Por ahora, usa la emoción para alimentarte a jugar duro (pero bastante).

Tratar con un compañero de equipo sobrepasando la línea

Reparar una disputa entre jugadores en su propia unidad es difícil, ya sea en la práctica o a mitad del juego. Cambiar uno de los patrones de comportamiento de tu compañero de equipo cuando tu sabes que él o ella está equivocado es aún más difícil. El desafío más difícil de todos es cuando tu mismo tienes un conflicto con un compañero de equipo que necesita ser resuelto.

Cuando se trata de tu propio equipo,  tiene que ser extra cuidadoso . Recuerda:

  • Todo el mundo es humano.
    • La gente comete errores y las emociones pueden sacar lo peor de incluso el personaje más majo. No juzgues o  condenes rápidamente.
  • Practica la empatía.
    • Trata de imaginar cómo es la situación desde el punto de vista de la otra persona. Esto va a poner la situación  en la mentalidad correcta.
  • Busca activamente su punto de vista.
    • Haz algo más que estar preparado para escuchar sus opiniones. Específicamente sal y pide al equipo un tiempo  y da a esa persona un tiempo establecido para hablar y expresar pensamientos ininterrumpidos.
  • Explica  tus percepciones.
    • Muchos problemas surgen debido a lo que la gente piensa que los demás piensan de ellos. Puede ser confuso para todos. A menudo, las percepciones de comportamiento del yo y de otros no se alinean. Explica lo que otros están viendo o sintiendo calmados.
  • Encontrar un área común.
    • Si hay un compromiso disponible, tómalo. Raramente un jugador admitirá completamente el mal hacer o un cambio de comportamiento completo. Espere y anime pasos moderados hacia el cambio. Incluso asegurar una promesa a regañadientes de hacer algo diferente es una victoria.
  • Esta dispuesto a hacer cambios tú mismo (o alentar cambios en otros).
    • A veces se le llama a dar un poco así, o para trabajar para un cambio para otro compañero de equipo.
  • Deja claro que estás ahí para apoyar al compañero de equipo.
    • Lidiar con la ira y apoyar a un amigo no son mutuamente excluyentes. Muestre a la persona que está allí para él o ella, ya sea para ventilar, compartir o cuestionar. Manténgase positivo con el refuerzo y el estímulo. De hecho, después de la conversación, salir de su manera de parecer demasiado de apoyo, sobre todo si las cosas positivas salen de ella.

***

Lidiar con la ira puede ser difícil, pero el jugador físico o enojado sólo obtendrá la ventaja si los dejas. Si puedes mantener la calma, si puedes sostener tus propias creencias y planes, a largo plazo, nadie será capaz de afectarte o desintegrar el juego.

Encuentre el equilibrio correcto de fortaleza mental y flexibilidad, practica constantemente y encontrará éxito.

 

 

 

 

ALEX RUMMELHART

Alex “UBER” Rummelhart es un reportero de Ultiworld. Se especializó en inglés en la Universidad de Iowa, donde jugó y capitaneó IHUC. Vive y enseña en Chicago, Illinois, y ha jugado para Haymaker, Chicago Club y Machine. Actualmente juega en Chicago Wildfire. Alex le encanta escribir de todo tipo, especialmente contando historias interesantes y atractivas. Es el autor de la novela The Ultimate Outsider, una de las primeras obras de ficción jamás escritas sobre Ultimate.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *